Publicación quincenal gratuita · Mallorca · Menorca · Ibiza · Formentera ·

 

El populismo y la demagogia antepuestos a las necesidades sociales de un pueblo. (23/11/2007)
Preocupantes las noticias de los últimos días que dan cuenta de la gran cantidad de tragedias que están azotando al mundo. Las imágenes hablan por sí solas: catastrofes naturales como las de Bahrein, van por lo menos diez mil muertos; el Huracán que castigó terriblemente a la República Dominicana y a Haiti, dejando a su paso centenares de víctimas y familias sin techo; las inundaciones que asolan a los más reconditos lugares del planeta, por lo general, los que sufren las peores consecuencias son los más pobres.
A eso súmemos la guerra en Irak y otros países con terribles conflictos de orden público e injusticia social; el hambre y la escacez de agua, en este caso, los niños y ancianos son los que llevan la peor parte. Y por si fuera poco la emergencia mundial por el cambio climático que está poniendo en jaque mate el bienestar de la humanidad.
Quizá, el impacto mediático del día día como la tecnología, los avances cientificos y los mismos medios de comunicación, que dicho sea, nos bombardean con repetitivas informaciones, y de paso nos impide hacer un alto en el camino para preguntarnos, ¿Qué es lo que está sucediendo a nuestro alrededor?. Y precisamente, ese efecto mediático de los contenidos noticiosos se traducen en acontecimientos tan vergonzosos como los de la cumbre iberoamericana de Chile. Un tema del que la opinión pública no ha parado de hablar y seguramente aún habrá mucha “tela para cortar” para los próximos días.
Pero lo que sí resulta llamativo es que los padres de la patria, elegidos supuestamente por votación popular, a estas alturas del “partido”, les interese más retroceder al pasado con discursos de barriadas antes que solucionar los males que afectan a su propia gente. Es decir, excusan su negligencia con paños de agua tibia en vez de sujetar la llaga desde la herida para curar al enfermo.
Es inconcebible que tras más de un siglo, el presidente de una nación, no cese de hablar de la revolución bolivariana y de los caminos de la gloria para librarnos de los poderosos imperios. Vaya terminología populista y demagoga. Ya es hora de que los ciudadanos de bien reeaccionen y les hagan ver a sus gobernantes que por encima de la filosofía barata se anteponen gravisimos problemas que podrían terminar en daños irreparables para una nación.

 

 

¿Para qué tanto discurso integrador?
Denegación de nacionalidades en Ibiza
Por no saber el nombre del presidente de la Comunidad Autónoma o de los alcaldes deniegan nacionalidades en Ibiza
Las bondades de la interculturalidad
Panorama incierto
Los contrastes de la vida
Ausentismo total
Éxito notable
Lágrimas de fútbol y muertes
Sorpresas, decepciones y anécdotas del mundial
De los dos no se hace uno
Lo negativo presente, lo positivo ausente
BSF no se olvida de la gente de Ibiza
Los que se fueron y los que resisten
Nadie es profeta en su tierra
El plantón de Don Omar
Hechos muy dolorosos
¿Con o sin ánimo de lucro?
Eliminación de visados a colombianos y peruanos
No dejemos que la indiferencia nos gane
Grandes retos en el 2014
El barco sigue navegando en altamar
Los sectarios
Como ellos dos, pocos
Un dolor imposible de describir
La nacionalidad por encima del contenido de la noticia
Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio
¡Gracias a los verdaderos amigos!
Los niñatos
Lo positivo de la crisis

 
Baleares Sin Fronteras · Calle Sant Miguel 30, 4ª A · Palma de Mallorca · Tel. 971 720 860 · 655 20 70 19